Así es. Una de las competiciones para cicloturistas más especiales de cuantas se celebran en el mundo –hasta ocho mil corredores se reunirán aquí, procedentes de todos los rincones del planeta Tierra- tendrá lugar, el próximo 23 de junio, por las carreteras que suben a los puertos del entorno de Sabiñánigo (Huesca). Quien quiera participar está avisado: el trazado es duro (el nombre de la prueba ya puede dar alguna pista al respecto).

La prueba tendrá dos recorridos y cada uno verá por cual opta… después de haber valorado, previamente, sus propias fuerzas. Por un lado, un trazado 205 kilómetros, que va serpenteando entre Francia y España y viceversa. Los participantes tendrán que subir algunos de esos puertos míticos por los que suelen subir los ciclistas profesionales participantes en el Tour de Francia y la Vuelta a España: Alto de Somport, Col Marie Blanque, Alto del Portalet y Alto de Hoz –sumando, sumando, cerca de 4.000 metros de desnivel acumulado-. Un recorrido, menos exigente, de 90 kilómetros y llamado Treparriscos, hará las delicias de quien no quiera darse la paliza mayor… o se considere menos preparado para ello –en total, 1000 metros de desnivel acumulado-.

La prueba es tan dura que muchos dirán, al terminar, que será el último año que se apunten… para volver de nuevo al año que viene. Y es que es esta una propuesta cicloturista con mucho, mucho encanto. Ah, un consejo: conviene madrugar para coger un buen sitio de salida. Los duchos en la materia recomiendan levantarse a las 05.00 y desayunar fuerte… antes de ponerse en ruta a eso de las 7.30 de la mañana.

Reserva ahora tu hotel para la Quebrantahuesos y aprovecha esta oferta con descuento garantizado.