La verdad es que no es muy habitual, por ejemplo, flotar con agua salada con sales del Mar Muerto… tan lejos del Mar Muerto cómo está Logroño. Así es. Este es el tipo de propuestas que ofrecen en Salines Spa, todo un novedoso concepto en técnicas balnearias.

Y es que no sólo está la opción de las exóticas sales. En este balneario, distribuido y decorado según las técnicas Feng Shui, tan sólo queda relajarse y disfrutar… disfrutar, por ejemplo, de experimentar las sensaciones que se ofrecen en la zona termal del spa: terma con vapor de hierbas aromáticas, ducha escocesa, lluvia tropical, niebla fría y zona relajación. ¿Se puede pedir más? Pues si, se puede pedir que, por ejemplo, al salir del lago, uno pueda tumbarse sobre una roca caliente y relajarse para, de esta guisa, mirando la noche estrellada, seguidamente –sin prisas, por supuesto- regalarse con un recorrido por la zona termal, allí donde espera un baño de vapor aromatizado con hierbas aromáticas, ducha escocesa, lluvia tropical, niebla fría y zona relajación.

¿Y ya está? Pues no, no está. Queda pedir, por ejemplo, que uno pueda embadurnar su cuerpo con ungüentos elaborados a base de productos naturales recolectados en distintos puntos de La Rioja.

Y estos tan sólo son algunos ejemplos de los mimos que en Salines Spa aguardan: un hamman, masajes relajantes, tratamientos faciales, corporales, envolturas, vinoterapia, experiencias con productos del mar muerto y tratamientos de reducción y reafirmación…. Hay más, así que habrá que acercarse a descubrirlo

Reserva tu hotel en Logroño y regálate una experiencia relax que no olvidarás