​Al sur de la provincia de Granada, en pleno parque natural de Sierra Nevada, el pueblo de Lanjarón, un lugar tan sabio en las cosas del agua… que hasta el propio topónimo local habla de ello – la voz Lanjarón deriva del término romano lanchar que significalugar abundante en agua-s. Pues eso, que hay agua mucha y sana mucho. ¿Dice algo el hecho de que en la comarca tengan una de las mayores esperanzas de vida…del planeta Tierra?. Pues, eso.

Famosa desde la antigüedad, pero, especialmente célebre desde el siglo XIX, cuando comienza la explotación terapéutica de los manantiales (en 1878 el balneario de Lanjarón obtuvo la medalla de plata en la Exposición Universal de París), la creciente fama del agua que en Lanjarón brota hace que por aquí pasen personajes de la talla de Virginia Woolf, Betrand Russell, Manuel de Falla o Federico García Lorca… además de una larga serie de testas coronadas de la realeza europea.

Teniendo en cuanta las peculiaridades del agua de uno u otro manantial, cada instalación balnearia y termal ofrece, a sus clientes una hoja de servicios distintos. Sin embargo, este balneario da, si cabe, un paso más. Aquí, entre los meses de febrero y diciembre, que es cuando permanece abierto el balneario, se pueden seguir programas tan específicos cómo para haber sido diseñados, según los casos, para problemas de espalda o respiración. Incluso hay propuestas tan particulares cómo el Flotarium, un baño de inmersión donde se produce la total ingravidez, con estímulos sensoriales que relajan músculos y mente; Termas Al Lanchar, una técnica que sigue la tradición termal romana consistente en un circuito por tres diferentes piletas de baños que varían de temperatura: caliente, fría y templada, a lo que se suma una sauna húmeda y el manantial mineral para beber y rehidratarse.

Para que estés cerca de esta experiencia reserva cualquiera de los hoteles de Lanjarón o alrededores ¡al mejor precio!