​Abandonado en el año 1936, al comienzo de la Guerra Civil, y muy recientemente recuperado, el Balneario de la Hermida (uno de los siete con los que cuenta Cantabria) es sin duda un espacio singular. Y no sólo por estar ubicado en un edificio del siglo XIX, sino –y principalmente- por tener una parte de sus instalaciones termales en una gruta natural en la que el agua emerge, desde las entrañas de la Tierra, a una temperatura de 60ª. ¿Quién más puede ofrecer algo así?

Y es que la conocida cómo Gruta Termal de La Hermida es sencillamente algo único, imposible de disfrutar en cualquier otro balneario en el mundo. Este espacio, cerrado, mágico y silencioso regala un momento y sensación única… el momento y sensación mismo en el que el agua brota a la superficie terrestre. Quienes lo prueban aseguran que es una percepción absolutamente única e irrepetible fuera de aquí. Sin duda que la temperatura de la cueva (55º) y la humedad relativa del espacio (80%) ayudan, pero, sin duda, hay más… mucho más que eso.

Por lo que respecta a técnicas termales exclusivas de La Hermida, se hace necesario mencionar el Baño Hermida, considerada la técnica termal más genuina de estas instalaciones. ¿Qué tiene de peculiar? Pues que se realiza en un espacio cerrado de unos doce metros cuadrados, con una masa de agua caliente entre 38 y 40ºC. En este lugar, el paciente se sumerge hasta la cintura. De este modo, la parte del cuerpo que queda fuera del agua permanece, rodeada de vapor de agua, a 55º grados centígrados de temperatura. Este tratamiento está especialmente indicado para dolencias cardiopulmonares y circulatorias.

Complementario a todo lo descrito, una zona húmeda de crenoterapia clásica –bañeras de hidromasaje, salas de envolvimientos de algas y lodos marinos, sala de tratamientos respiratorios…- y un espacio termolúdico –piscina termal dinámica, jacuzzi, duchas de efectos a diversas temperaturas, terma romana, sauna seca…- hacen de esta instalación termal cántabra una sugerente propuesta balnearia.

Reserva tu estancia en el Balneario de la Hermida y prepárate para vivir una maravillosa experiencia