Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock acaban de casarse. Su boda ha saltado a los periódicos, revistas, televisiones, radios, webs… y ha provocado miradas hacia el pasado, hacia la boda que, allá por un ya lejano año 1953, protagonizaron, los entonces Príncipes de Mónaco, Rainiero y Grace Kelly. Entonces, entre circunstancias y detalles varios relacionados con aquel enlace, se dio la circunstancia de que la feliz pareja pasó parte de su Luna de Miel en el hotel Barceló Formentor, de Palma de Mallorca. Durmieron en el establecimiento… y también comieron en él ¿qué comieron? El hospedaje ha recuperado el menú real e invita a descubrirlo… y paladearlo.

Asiduos de la isla –la real pareja monegasca estuvo en Mallorca varias veces-, en su viaje de bodas a la isla saborearon, en su estancia en el Barceló Formentor, el menú Príncipes de Mónaco, compuesto de: entrantes; de primer plato, un consomé Renaissance; de segundo, langosta mediterránea fría pochada con salsa de marisco a la crema Chantilly y ave de Bresse a la Estrasburguesa con setas laminadas; y, como postre, Biscuit Glacé Amandine y ensalada fría de frutas de la isla. El chef Andreu Menestra ha rescatado estos platos, utilizando en su elaboración productos autóctonos baleares.

Quien quiera saber de tales manjares tan sólo tendrá que acudir al restaurante El Pí, ubicado en el mismo hotel (mejor reservar) y abonar los setenta euros, por persona, que cuesta el capricho de…Reyes. ¿Por qué no dárselo?

Si quieres conocer el paisaje más espectacular, reserva el hotel con nosotros. Y sino puedes permitirtelo te ofrecemos disponibilidad en cualquier otro de la isla con nuestros mejores precios.