Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

365 días/24 horas para incidencias sobre reservas

Atención al cliente
o crea tu cuenta con
  • Recibe ofertas, inspiración y novedades de Centraldereservas.com
  • Acumula dinero con tus reservas
  • ¡Invita a tus amigos y os lleváis 10 euros cada uno!
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Qué hacer en el Valle de Arán y Baqueira Beret

En el Pirineo Catalán hay muchos valles con encanto. Uno de ellos es el Valle de Arán, enclavado en la Ribagorza, haciendo frontera con Aragón y Francia, en pleno Pirineo Central. Este valle es un destino perfecto para todas las épocas del año, pero es en invierno cuando vive su temporada más alta gracias a lugares como la estación de Baqueira-Beret, una de las prestigiosas de España.

En el Valle de Arán aguardan muchos atractivos. Lo mejor para visitarlo es llevando nuestro propio vehículo, así podremos ir de pueblo en pueblo descubriendo su patrimonio. No hay que olvidarse las cadenas, ya que podemos encontrarnos con nieve durante el camino. Uno de los tesoros del valle son sus iglesias románicas, todas con su arquitectura típica y llenas de historia. Hay una quincena de ejemplos, pero cinco destacan sobre el resto. Éstas son las de Santa Maria de Arties, declarada Monumento Nacional con pinturas murales góticas y renacentistas y un retablo que es una obra maestra de la pintura gótica; Sant Miquèu de Vielha, un ejemplo de la transición del románico al gótico; Sant Andrèu de Salardú, con una arquitectura propia del románico tardío y con una talla románica de Cristo del siglo XII; Era Mair de Diu dera Purificacion, ejemplo de la arquitectura románica aranesa y Sta. Eulàlia de Unha, con pinturas románicas en su interior de gran relevancia.

Entre localidad y localidad, hay que parar a probar la gastronomía del valle. ¡Anda que no sienta bien un plato de olla aranesa para calentarse! Tampoco faltan las sopas o los estofados de ave y caza. Un menú que os dará energía para seguir visitando y disfrutando del lugar. Hay una gran cantidad de restaurantes y bares que se extienden a lo largo de los 33 pueblos que conforman el Valle de Arán.


Un invierno muy activo

Si vais en invierno hay que disfrutar de su nieve en todas sus facetas. Para los aficionados al esquí alpino les espera la estación de Baqueira-Beret. La calidad de la nieve es un punto a su favor que es posible gracias a la orientación norte de las pistas. Hay cabida para todo tipo de esquiadores, ya que cuenta tanto con pistas negras de gran desnivel como con pistas para debutantes y esquiadores de nivel medio. Hay tantas pistas que no hace falta repetir, puesto que todo está pensado para vivir una aventura diferente cada día. Por supuesto hay espacio también para los amantes del snowboard y del esquí de fondo.

Si no sois de los practicáis esquí, no os preocupéis porque en el Valle de Arán, hay muchas más opciones de ocio en la nieve. Una de las más demandadas es la práctica de raquetas de nieve. Son rutas senderistas sobre la nieve que permiten vivir una sensación diferente al conocer el territorio de manera tranquila. En las oficinas de turismo de Arán podéis pedir un mapa de los itinerarios señalados y más seguros. Allí también os informarán sobre las condiciones de las rutas y su dificultad. También existen diferentes empresas que se dedican a realizar paseos guiados y a alquilar el material necesario.

Dentro de las actividades que se pueden realizar en el Valle de Arán destaca también el mushing. ¿Qué es el mushing? Es un trineo tirado por perros de montaña que recorre diferentes espacios. Es una experiencia muy divertida que os llenará de adrenalina. La podéis hacer en pareja o solos, pero siempre bien protegidos. Otra opción similar es la que usa caballos. Ésta es mas calmada y hace emular a Santa Claus. No son renos los encargados de tirar del carro, sino caballos autóctonos de la raza hispano-bretona. Es una manera diferente y divertida de conocer los encantos del valle. Otra opción más moderna es decantarse por las motos de nieve, divertidas y rápidas.

Para los más valientes les espera el heliski. Para realizar esta actividad hay que ser todo un experto en descensos por nieve virgen. Un helicóptero lleva hasta las cumbres más altas y permite el descenso libre. En todo momento los esquiadores estarán acompañados de un guía con experiencia garantizando la seguridad de los participantes en la actividad. Hay varias compañías de turismo activo que ofrecen este programa, así que lo mejor es pedir información en las oficinas de turismo para que os recomienden las mejores y os den un listado de precios.


Un destino familiar

Por si fuera poco, si viajáis en familia estáis de enhorabuena, ya que el valle ha sido reconocido con la obtención del Sello de Turismo Familiar, por lo que encontraréis hoteles, restaurantes y más servicios adaptados a los más pequeños de la casa. Además podréis disfrutar juntos de lugares como el Palacio de Hielo; de Naturaran, un parque de aventura en los árboles para mayores de 4 años y del Aran Park, el Parque de Fauna del valle, donde podréis conocer a los animales que habitan las montañas.

Aprovechad nuestra oferta de alojamiento en el Valle de Arán y disfrutad de una vacaciones muy activas en la nieve.


Ofertas más vistas

Ver más

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. Más información

Cerrar
↑