Welcome to London! Londres en un buen destino para darle la bienvenida a la Navidad y al Año Nuevo. La capital británica es todo ocio. Esto es así durante todo el año, y no podía ser menos durante las fiestas navideñas y en Noche Vieja. La ciudad está llena de actividades, así que lo más probable es que sientas que tienes la agenda más apretada que la propia reina de Inglaterra. ¡Oh my God!

En Navidad, todo lo que pase. Sin duda, pasará por Trafalgar Square. En esta emblemática plaza todos los años, el primer jueves de diciembre, se planta un abeto noruego de aproximadamente 20 metros de altura. Altura a la que llega tras 50 años de edad. El árbol se selecciona con varios meses de antelación por un equipo de expertos en Oslo, encargado de su cuidado y traslado a la capital del Reino Unido.

¿Por qué un abeto noruego? Esta tradición tiene una respuesta histórica. Y es que, en el año 1947 los habitantes noruegos decidieron regalar un abeto a la ciudad de Londres, en señal de agradecimiento a Gran Bretaña, por su apoyo durante la II Guerra Mundial. Desde entonces, todos los años se celebra esta ceremonia de instalación con el clásico encendido de luces. Un emotivo evento tanto para los londinenses, como para los viajeros de todas la nacionalidades que han decidido acercarse.

Tanto si estás aquí por Navidad, o te visitas Londres en Año Nuevo, te recomendamos acercarte a igle­sia de St Martin-in-the-Fields. Allí podrás escuchar su grupo coral de voces, perfectamente sincronizadas para cantar villancicos navideños. Más allá de Trafalgar Square el espíritu festivo adorna las calles. Las espectaculares luces alumbran las míticas calles de Oxford Street, Covent Garden, Bond Street


Nosotros, además, te proponemos dejarte asombrar por la iluminación del Real Jardín Botánico de Kew. Un escenario impresionante donde podrás caminar por un sendero iluminado entre los cuidados jardines de Kew. ¿Seguimos?


Continuamos con una imagen propia de postal navideña: diversión en buena compañía en las pistas de hielo. No te puedes perder las pistas del Natural History Museum, o la instalada dentro de la feria navideña Hyde Park Winter Wonderland. Además de la pista de patinaje en Canary Wharf, a los pies del London Eye.


Precisamente aquí, en el London Eye, es buen lugar para despedir del año. Un lugar privilegiado donde escuchar las campanadas de fin de año, con la puntualidad británica del Big Ben, mientras contemplas el espectáculo de fuegos artificiales. Eso sí, si quieres ver los fuegos a orillas del Támesis, sin pagar entrada, mejor ve con tiempo para asegurarte un buen sitio.

¡Cuánto por descubrir! Nuestro consejo: keep calm y reserva tu hotel al mejor precio en Centraldereservas.com.

.