La noche parisina sugiere muchas imágenes: bulevares bohemios, romance en las terrazas, el aroma de un café créme. París es una ciudad que por mucho empeño que pongamos es describirla, siempre nos quedaremos lejos de ser capaces de transmitir su belleza. ¡ A París tienes que ir! No basta con que te lo contemos. Seguro que más de uno ya ha visitado la ciudad. Apetece en cualquier época del año, pero es especialmente maravillosa en Navidad.

La Torre Eiffel, los Campos Elíseos, los bateaux-mouches del Sena, el Moulin Rouge... todos ellos se preparan para recibir a los miles de visitantes que llegarán para estas fechas. Si tú vas a ser uno de ellos, queremos compartir contigo algunos consejos viajeros para que disfrutes de esta ciudad al máximo. ¿Empezamos? ¡Sube al metro!

Bir-Hakeim (Línea 6), Trocadero (Líneas 6 y 9) y Ecole Militaire (Línea 8). Son las tres líneas de metro que te acercan al fin de año parisino. Para nosotros, la mejor es Trocadero porque desde su estación puedes dar un paseo por los jardines del Palais de Chaillot.


La noche del 31 de diciembre en París

Es difícil encontrar restaurante esta noche, ya que la mayoría permanecen cerrados. Los hay abiertos, pero ya te advertimos que el menú de Noche Vieja en un buen restaurante de París puede llevarse todo tu presupuesto para el viaje. ¡C'est la vie! Muchos turistas deciden quedarse en el hotel para disfrutar de la cena de Noche Vieja en su restaurante. Y algunos, más cocinillas, prefieren alojarse en apartamento y preparar su menú con tranquilidad.


Para elegir los ingredientes del último festín del año te animamos a acercarte al mercado más antiguo de París: el Marché des Enfants Rouges, ubicado en el extremo menos conocido del distrito de Le Marais. ¡Ah! No retrases mucho el horario de la cena, lo ideal esta noche es salir del hotel cuanto antes. Y es que el metro, gratuito durante este noche, suele estar abarrotado. ¡Son muchos los que quieren despedir el año a los pies de la bella Torre Eiffel!

Este París caótico merece la pena solo por compartir los últimos minutos del año con la Torre. Juegos de luces e impresionantes fuegos artificiales despiden lo viejo y dan la bienvenida al futuro. Una vez puestos los pies ya en el nuevo año, te proponemos dirigirte a los Campos Elíseos. Allí encontrarás muchas fiestas, un espectáculo audiovisual, desfiles de carrozas y comparsas… la maravillosa decoración te acompañará a lo largo de todo el paseo.

París son multitud de opciones: romántico paseo por las aguas del Sena, un espectáculo de cabaret en el famoso Moulin Rouge, unas copas en alguna terraza de los Campos Elíseos, Y para los más pequeños y los no tan pequeños, el parque de Disneyland es una opción que nunca decepciona. Nadie podrá olvidar la cuenta atrás sobre el Castillo y los fuegos artificiales.

El día de Año Nuevo en París

Del 11 de noviem­bre al 2 de enero tiene lugar la feria de Navidad en los Campos Elíseos. Si quieres visitarla el día de Año Nuevo, tu parada de metro es Cham­ps Ély­sées – Cle­men­ceau. Aquí encontrarás un gran número de casetas decoradas para la ocasión. ¿Quieres hacer compras este día? En esta feria entre los artículos navideños descubrirás a algunos de los protagonistas de la cocina francesa: quesos, charcutería, embutidos, vino de la campiña.

Si te preocupa el bullicio, y la noche anterior ya tuviste suficiente... Te proponemos escapar de la zona turística y perderte en un barrio más genuino. El barrio de Marais. ¿Lo recordáis? Aquí, además, del mercado de alimentación más antiguo de París, también podéis encontrar otra vieja gloria: la plaza des Vosges, en pleno corazón del barrio judío. Merece la pena dejar el metro en Bastilla y pasear por el Boulevard Beaumarchais hasta la plaza.

Finalmente, tanto si quieres terminar como empezar el año con un buen sabor de boca. Te vamos a animar que visites Ladurée, en el 75 de Campos Elíseos. En esta dirección encontrarás los “macarons” más impresionantes de París. Este dulce francés tienta a cualquier paladar. Y es que su esponjosa galletita rellena de crema, elaborada con clara de huevo, almendras y azúcar molida... ¡ummm! te hará perder la razón y no sabrás en qué año estás, si en el nuevo o el viejo.

¿Nos vamos a París para despedir este año? Reserva tu hotel en París o en Disneyland con nosotros.