Barcelona se viste de luz y magia en estas fechas navideñas y su popular Fira de Santa Llucia es una cita obligada, si eres un enamorado de los mercadillos navideños. Este célebre mercadillo, que cuenta ya con una tradición de más de 200 años, tiene el privilegio de situarse en un marco incomparable que le suma todavía más encanto, la Catedral de Barcelona.

¿Qué hace a esta feria navideña tan popular?
  • Su localización, a la entrada del impresionante barrio gótico barcelonés. Este escenario añade magia a las fechas, con sus callejones, patios y plazoletas ocultas. Hay que perderse en él para encontrarse con la plaza Sant Felip Neri, uno de los rincones secretos de Barcelona.
  • Su historia, las primeros datos sobre esta feria datan del año 1786. Los feligreses acudían a la Catedral para asistir a la ceremonia religiosa del día de Santa Lucía. A la salida, se acercaban curiosos a los puestos para comprar pesebres y figuritas hechas de barro y cartón. ¿Las imaginas?
    • Sus más de 300 puestos, hoy nada tienen que ver con los de antaño, en ellos encontramos artesanía más cuidada, adornos y motivos navideños, así como dulces típicos y otras delicias para saborear estas fechas.
    • La verdad que 300 puestos son muchos puestos, ¿no te parece? Por eso, te vamos a contar cómo está organizado el mercadillo para que te dejes perder por él. Éste se compone de 3 zonas diferenciadas... ¡toma nota!
      • En la primera, conocida como zona verde, podrás encontrar variados árboles de Navidad, adornos y luces de decoración, musgos para belenes, ramos de muérdago, flores de Pascua y los populares "Tió", que tan felices hacen a los niños en estas fechas.
      • La segunda zona está dedicada a las figuritas del Belén y exposiciones. Aquí encontrarás todo tipo de representaciones y en todos los tamaños. ¿Quieres un belén original, tradicional, gigante, moderno...? ¡Seguro que lo encuentras!
      • En la última zona, se te irán los ojos detrás de fantásticos productos artesanales relacionados con la Navidad. Si te gusta vivir estas fiestas a tope, no te prives de este paseo por entre los puestos de la Fira de Santa Llúcia de Barcelona.
      Nuestro consejo es que te acercas dos veces a la feria, una de día y otra de noche para disfrutar de la iluminación navideña. Además, te sugerimos acercarte a la Plaça Sant Jaume para visitar su original pesebre. No te dejará indiferente, algunos años su arriesgada propuesta ha creado polémica.

      Y si te has venido a Barcelona con los más peques, no se pueden perder las actividades organizadas en la Plaça Nova. Les apasionará jugar al Tió de Nadal. Esta tradición anima a los más pequeños a cantar una canción popular navideña, mientras dan toques al tronco para que éste les de sus regalos.
      Aquí tienes la letra para llevar a tus peques bien preparados:

      Tió, Tió
      Caga torró
      D'aquell tan bo
      Si no en tens més, caga diners
      Si no en tens prou, caga un ou
      Caga tió!

      Y traducida al castellano:

      Tió, Tió
      caga turrón
      de aquel tan bueno
      si no tienes más, caga dinero
      si no tienes suficiente, caga un huevo
      Caga tió!

      Sí, has leído bien. ¡El tió caga regalos! ¿A qué es curioso?

      ¡Aprovecha esta oferta y visita la ciudad condal con un navideño descuento en todos sus Hoteles!