Vive la Navidad de Zaragoza y su animada programación para niños y adultos. Destacamos su mercadillo de Navidad porque está situado en un marco inigualable, la Plaza del Pilar. Pasea por sus alegres y variados puestos. Más de 48 casetas donde encontrarás repostería típica, adornos, así como artesanía... no sólo local sino también procedente de otros países.

Y lo mejor, podrás recorrer las calles de Belén sin moverte de Zaragoza. ¡Sí! así es, no necesitas coger un vuelo ni subirte a una máquina del tiempo para pasear por la Palestina de la época. Y es que, frente a la Basílica del Pilar todos los años se ¡monta el Belén!, nunca mejor dicho. Aquí, encontrarás un belén gigante sobre una superficie de más de 1.500 metros cuadrados. Te sorprenderán sus figuras a tamaño real de pastores, rebaños, casas típicas de la época... toda una ciudad con su carpintero, agricultor, artesano... ¡el recorrido te dejará boquiabierto hasta llegar al portal! Allí descubrirás el nacimiento y seguro te entrarán ganas de volver a empezar la visita.

A los más atrevidos, les encantará deslizarse por la rampa de descenso de trineos o subirse a unos patines y disfrutar de la pista de hielo, un espacio cerrado de 600 metros cuadrados Esto es genial porque puedes patinar, incluso los días de lluvia. Y si vas cargado, tienes la posibilidad de dejar tus compras navideñas, a buen recaudo, en una de las taquillas.

Los Teatros de Zaragoza también se llenan de música y representaciones navideñas. Pero lo mejor está en las calles, durante el día se suceden las actividades infantiles, pasacalles, grupos musicales, cuentacuentos y mucha más animación para hacer de tu Navidad una experiencia irrepetible.

Disfruta de una Navidad en Zaragoza y aprovecha esta Oferta en todos sus Hoteles.