La tradición de los mercados navideños en Alemania comienza en el s. XIV. Esto explica la estética medieval de algunos de sus mercadillos. Sin duda, toda una puesta en escena que logra crear una atmósfera muy especial. Si estás pensando en hacer una escapada a Alemania durante estas fechas, elegir destino va a ser difícil, ya que en total ¡hay 150 mercados navideños en todo el país!

Para ayudarte con la decisión, hemos reducido la lista a 6 destinos, los destinos que han sido más valorados por nuestros clientes. Todos tienen en común los puestos de artesanía y comida típica. Más de uno se ha dejado llevar por delicias como el lebkuchen (pan dulce de genjibre) y el Glühweim, el famoso vino caliente azucarado y aderezado con especias aromáticas. Sabe a Navidad... ¡delicioso!

Y ahora, vamos a ver cuáles son los destinos...

Mercadillo de Bremen

Situado en el centro de la ciudad, alrededor del ayuntamiento. No tiene pérdida, pero si no lo encuentras sigue tu olfato. Este mercado impresiona y hasta asusta con su aroma. Una característica mezcla de olores apta para olfatos todoterreno: salmón recién ahumado, pan de jengibre, orujos aromáticos... se mezclan en el ambiente.

Y junto al río Wesser encontramos el “mercadillo pirata”. Aquí, bien podrías escuchar "al abordaje". Y es que los puestos están ambientados al más puro estilo pirata. Todo un escenario que sorprende a grandes y pequeños, ya que para ellos hay atracciones muy variadas inspiradas en la época.

Mercadillo de Dortmund

¿Sabías que el mayor árbol de Navidad del mundo se encuentra aquí? Así es, este inmensa pieza de arquitectura orgánica está compuesta por 1.700 abetos y miles de luces. ¿Te imaginas la sombra que puede llegar a dar un árbol de estas dimensiones? Sí, ¡es cierto! el sol brilla por su ausencia durante estas fechas en Alemania. Sin embargo, este ambiente nublado contribuye a su encanto y lo hace aún más romántico y pintoresco.

Sin duda el mercadillo de Dortmund es mágico. Y es que aquí, puedes acuñar tu propia moneda navideña, enviar tarjetas con papel típico navideño con su sello y timbre, diseñado especialmente para la ocasión. Mucho mejor enviar una tarjeta desde Dortmund a tus amigos que una felicitación por Whats App ¿no te parece?

Mercadillo de Núremberg

Si en Dortmund encontramos el árbol de Navidad más grande del mundo, Núremberg también nos sorprende con otro gigante: el ponche de ron y azúcar más grande del Planeta. La verdad que es una bebida ideal para entrar en calor y templarse, sobre todo si lo acompañas con el pan de especias representativo de la ciudad.

Si viajas con niños, no os perdáis la Navidad infantil en la plaza Hans-Sachs y el Teatro de las Estrellas en el convento de Santa Catarina. Les va a encantar. ¡Ah! Seguro que te piden un paseo en los espectaculares coches de caballos de correos que recorren la zona. Una experiencia que apetece a niños y mayores. Y es que observar la ciudad desde esta perspectiva sienta genial... sobre todo si vas sentado, cubierto con una agradable manta de felpa, mientras suena de fondo el alegre sonido de las campanas y cascos.

Mercadillo de Leipzig

Aquí es fácil perderse entre sus 250 puestos. Y es que, el centro de Leipzig acoge durante estas fechas uno de los mayores mercados de Navidad de Alemania. Si has elegido este destino, te aseguramos que en más de una ocasión vas a sentir que has viajado al pasado, sobre todo en el mercado histórico de "Alt Leipzig" en el Naschmarkt.

Como no podía ser de otro modo, aquí los niños también encuentran magia para rato: exposición de trenes, taller de duendes, el bosque encantado, los tiovivos y la genial panadería navideña. A todo esto, le sumamos otro motivo más para visitar el mercado navideño de Leipzig: el coro de Santo Tomás. La mejor banda sonora para esta experiencia.

Mercadillo de Weimar

Las almendras tostadas y tortas inundan los puestos del Mercadillo de Weimar, a esto se le llama ¡Dulce Navidad! Además de esta provocación para el sentido del gusto, en los puestos también se encuentran preciosos juguetes hechos de madera de Turingia y detalles decorativos de vidrio soplado de Weimar. Todo es especial en este lugar.

Mercadillo de Stuttgart

En todas las listas aparece el mercado navideño de Stuttgart. ¿Por qué sera? Este mercado es el más grande de la zona sur de Alemania y está considerado como uno de los mejores, por su amplia oferta: alrededor de ¡300 casitas de madera! ocupan la Marktplatz y Schillerplatz.

Los dulces, artesanía y cuidada iluminación cambian el aspecto de la ciudad, ya que esta olvida durante unos días su imagen más fría e industrial y se convierte en un escenario encantador, lúdico y festivo con atracciones como la noria y la pista de hielo.

Y ahora, ¿cuál eliges? Sea cual sea el destino, toma nota de esta curiosidad: vayas donde vayas encontrarás cepillos para barrer, para limpiar, para peinarse… cepillos para todo. Casi todos los mercados de Navidad alemanes tienen al menos un puesto que vende cepillos. Así que si necesitas un buen cepillo, éste es el momento del año y el lugar para comprarlo.

Si ya tienes claro cuál es el mercado navideño que no te piensas perder, reserva ya tu hotel y disfruta de la Navidad a la alemana.