En temporada de esquí todas las pistas se preparan para recibir a los amantes del deporte blanco. Port-Ainé, dentro del complejo Grand Pallars en pleno Pirineo catalán, es un buen lugar para la práctica del esquí. Sus cotas esquiables de 2.440 m. la máxima y 1.650 m. la mínima, ofrecen 22 pistas para descender por ellas, con un total de 32 km.

En la cota de 2.000 metros se ubican las instalaciones para el público de esta pista, como el alquiler de material, oficina de actividades en la nieve, escuela de esquí, centro médico, guardería y parque infantil de nieve, restaurante, auto-servicio, guarda esquís... Infinidad de servicios a tu disposición.

Aprovecha esta oferta de Centraldereservas.com y reserva el paquete de esquí que más te convenga.