​Canillo cuenta con una extensa ruta para visitar capillas románicas que contrastan con el moderno santuario de Meritxell. Además, en invierno se convierte en uno de los accesos más cómodos de la estación Grandvalira gracias a su moderno telecabina de 8 plazas situado en el centro del pueblo.

Si no quieres aglomeraciones y un esquí más familiar, Canillo es tu destino.

Reserva tu hotel o tu paquete de hotel más forfait y ven a disfrutar a esta estación andorrana.