Si sois de los que estudiasteis latín en el instituto seguro que le preguntasteis más de una vez a vuestro profesor que para qué servía el latín. Es probable también que os contestara que aún se habla en el Barrio Latino de París... La verdad que esto no es del todo cierto, pero sí tiene parte de verdad, porque este barrio en el centro de París fue una zona llena de estudiantes desde la Edad Media hasta el siglo XVIII en la que sólo se hablaba en latín.

Por suerte, hoy en día, este sector de París sigue bullendo de vida gracias a los estudiantes. Tanto que se ha convertido en un lugar de gran interés para todos los viajeros que deciden pasar unos días en la capital de Francia. Allí hay de todo, desde restaurantes aptos para todos los bolsillos (estar cerca de la Sorbona hace que esté lleno de locales baratos) hasta librerías únicas como la famosa Shakespeare And Company, sin olvidar enclaves especiales como la Plaza de Saint Michel o los Jardines de Luxemburgo. En definitiva, una zona muy buena para alojarse en París tanto por su ubicación como por su ambiente.

Os proponemos cuatro hoteles en el Barrio Latino donde poder disfrutar de vuestra estancia en París al máximo.

Hotel Le Placide Saint Germain des Pres. Esta antigua casa familiar parisina ha sido reformada y ofrece una estancia cálida en pleno corazón del Barrio Latino y de Saint- Germain-des-Prés. Su diseño es sorprendente gracias a la influencia de Bruno Borrione, autor de la firma Philippe Stark. Once habitaciones en las que dormir será un placer difícil de olvidar. Todo un lujo.


Hotel Perreyve. Junto a los preciosos Jardines de Luxemburgo os aguarda este tres estrellas que se ubica dentro de un edificio de principios del siglo XX. Es un establecimiento con personalidad, en el que se puede descansar en la habitación disfrutando de la televisión tras un día de turismo en París. Sirve desayuno continental. Uno de sus principales atractivos es su situación privilegiada en la orilla izquierda de París, rodeado de librerías, tiendas y cafés.


Hotel Acte V. Otro hotel de tres estrellas ubicado en pleno centro de París. Cuenta con 36 habitaciones totalmente equipadas que se encuentran dentro de un edificio histórico. Su interior está completamente restaurado, presentando a sus huéspedes unas instalaciones modernas y confortables. No os perdáis el Lounge Bar, ya que su decoración es sofisticada e invita a sentarse en sus sofás para probar un vino francés.

Hotel K+K Cayre. Este establecimiento es un ejemplo de elegancia gracias estilo Haussmann que destila su interior. El edificio se construyó en 1900, guardando el encanto y el sabor del París de principios del siglo pasado. En las habitaciones descubriréis una cuidadosa selección de telas de gran calidad y un kit de cafetera/tetera para relajaros antes de dormir. Además dispone de una zona de sauna, gimnasio y la posibilidad de contratar servicio de masajes.