Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente
Fotografía de Blanca

o crea tu cuenta con

  • Recibe ofertas exclusivas
  • Acumula euros con tus reservas
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Cuatro planes en Andorra la Vella

_
Más de 5 habs.
Habitación 1:
Habitación 2:
Habitación 3:
Habitación 4:
Habitación 5:

Andorra La Vella es la capital del Principado de Andorra, una ciudad que bulle de actividad durante todas las estaciones del año. Y es que este municipio, además de una amplia oferta de hoteles y apartamentos, ofrece a sus visitantes numerosas propuestas para disfrutar de una estancia muy completa.


Para que le saquéis partido, aquí van cuatro planes para pasarlo bien en Andorra la Vella.

Ir de compras por la Avenida Meritxell

Es quizá la calle más conocida de todo el país. Una larga arteria comercial en la que podréis pasar horas y horas entrando y saliendo de sus comercios. Los hay de todo tipo (tecnología, textil, calzado, belleza...) y para todos los gustos, así que es fácil caer en la tentación, y más si se tienen en cuenta las ventajas fiscales del Principado, por las cuales sus precios son muy competitivos y en muchas ocasiones los productos son más baratos que en España. Para hacer un descanso hay numerosos bares y restaurantes. Por la noche, las luces se encienden y le dan un aspecto curioso que le ha hecho ganarse el sobrenombre de Las Vegas del Pirineo.

Observar el arte de Dalí

En la céntrica plaza de la Rotonda os aguarda una obra de arte del mismísimo Salvador de Dalí. Se trata de la monumental escultura titulada "Noblesse du temps” que representa los famosos relojes que se derriten del pintor catalán. La obra se donó a finales de los 90, pero no fue hasta 2010 cuando se colocó para que todos los andorranos y visitantes disfrutaran de ella. Mide 4,90 metros de altura y su peso total es de 1.400 kilos. De esta serie se pueden encontrar esculturas similares en Shangai, Londres o Suiza. El significado viene a decir que el tiempo pasa y que éste tiene dominio sobre la humanidad. Así que después de verla de cerca, seguid vuestro camino que aún hay mucho por hacer y las manetas del reloj siguen funcionando.

Esquiar en GrandValira y Vallnord

El país es un foco de atracción para esquiadores puesto que sus estaciones disfrutan de unas instalaciones de gran calidad con oferta para todos los gustos y edades. Desde Andorra la Vella se pueden alcanzar fácilmente tanto la estación de GrandValira como Vallnord, ya que quedan más o menos a la misma distancia. Incluso, si se va con niños, se puede viajar hasta Naturlandia, donde esperan un montón de propuestas para que los más pequeños de la casa pasen un día en la nieve lleno de diversión. GrandValira es el dominio esquiable más grande del sur de Europa y allí se pueden practicar todo tipo de deportes de invierno. Cuenta con 210 kilómetros con un total de 128 pistas de todos los niveles y un forfait único para el disfrute de todo este dominio esquiable. En Vallnord la oferta no se queda corta y ofrece snowpark, 68 pistas y muchas propuestas de ocio más.

Pasear por el centro histórico

Lejos de las luces de neón y los carteles comerciales, Andorra guarda su historia como un tesoro. Caminando por su casco descubriréis lugares como la Casa de la Vall, las casa Guillermó, Molines y Cintete, la iglesia de Sant Esteve o un antiguo calabozo subterráneo. Sus calles son estrechas y en ellos os daréis de bruces con restaurantes que ofrecen platos autóctonos como labringuera, losbulls, ladonja, longaniza y butifarras, entre otros muchos. No dejéis de probarlos.

Para pasar una estancia inolvidable en Andorra la Vella, aprovechad esta oferta de alojamiento. ¡No os arrepentiréis!

Ofertas más vistas

Ver más