En Centraldereservas.com nos encanta la Navidad y la consideramos un muy buena época para viajar, ya que muchos destinos lucen especialmente bonitos para estas fechas tan entrañables. Si no sabéis dónde ir estas Navidades, os sugerimos dos destinos donde quedaréis sorprendidos. ¿Queréis conocerlos?

Berlín, Alemania

Los alemanes disfrutan de la Navidad como uno de los mejores momentos del año. Por eso Berlín engalana sus calles, se ponen un buen abrigo y unas botas impermeables y salen a la calle a deambular bajo las luces que anuncia la llegada de la Weihnachten. Los mercadillos pueblan sus plazas. Allí se pueden probar las delicias típicas de la época como el vino caliente especiado, capaz de hacer entrar en calor hasta la mismísima Frozen. La Navidad se vive en toda Alemania, por eso, podéis acercaros hasta Berlín para conocerla de primera mano.

Se puede alternar la ruta tradicional por sus principales monumentos y museos con actividades que van surgiendo. No dejéis de probar las típicas cervezas navideñas alemanas, ni tampoco los chocolates. Además, para Silvester (Noche Vieja), la ciudad bulle con numerosas fiestas para todo tipo de gente. Dispone de más de 50 mercadillos repartidos por toda la ciudad. Así que haced un mapa y acercaros a los que más os llamen la atención. Algunos cuentan con pistas de hielo, otros con atracciones, conciertos, talleres...

Rovaniemi, Finlandia

¿Quién no ha soñado alguna vez con visitar la casa de Papá Noel? Pues es posible en Finlandia. Quizá en Navidad es cuando más ajetreado está este héroe para muchos niños, pero no le molestaréis, ya que siempre recibe a sus invitados con una sonrisa en la cara. Su casa se ubica en Joulupukin Pajakylä (el pueblo de Papá Noel), a 8 kilómetros de Rovaniemi, en Laponia. 

Allí veréis a los elfos trabajar en la fábrica de juegues, podréis entregar vuestra carta con los deseos para este año o el que viene en la oficina de correos e incluso conocer a Papá Noel en persona. ¡Ah! y si queréis sorprender a alguien podéis encargar una carta a Papá Noel para que la envíe a su destinatario. Aprovechad la visita a Finladia para disfrutar de su naturaleza. ¿Qué tal un paseo con raquetas por la nieve? ¡No os olvidéis de llevar ropa de abrigo de calidad!