Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente
o crea tu cuenta con
  • Recibe ofertas, inspiración y novedades de Centraldereservas.com
  • Acumula dinero con tus reservas
  • ¡Invita a tus amigos y os lleváis 10 euros cada uno!
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Joyas del Cantábrico: Santander y San Sebastián

Perderse por la costa norte de España es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida. Su recovecos, su carácter, su vegetación o su gastronomía son solo algunos de los atractivos que la convierten en un lugar muy especial. Con nuestra oferta podréis conocer dos joyas del Cantábrico: Santander y San Sebastián.

Santander

Playa, paisaje, arquitectura... Santander es una ciudad señorial, que fue elegida por el mismísimo Alfonso XIII para tener su residencia de verano. Cuenta con un paisaje urbano lleno de espacios verdes y de playas, además de edificios como el Palacio de La Magdalena. De su casco antiguo conserva poco porque sufrió un grave incendio en los años 40 del pasado siglo. No obstante, pasear por sus calles permite descubrir lugares como su Catedral. Tampoco hay que perderse la belleza del Casino del Sardinero, frente a la playa que lleva el mismo nombre. Pero además de la propia ciudad, Santander dispone de unos alrededores ideales para toda la familia. Es casi algo obligatorio dejarse caer por el Parque de Naturaleza de Cabárceno, a escasos kilómetros. Allí niños y mayores disfrutarán de un paseo entre animales en semilibertad. También se pueden hacer excursiones al Parque Natural de las Dunas de Liencres o a la Peña Cabarga (donde se pueden disfrutar de unas hermosas vistas de casi toda Cantabria).

San Sebastián

San Sebastián es otro ejemplo de ciudad elegante, cuya belleza nos imbuye cuando ponemos un pie en su casco. El olor a txacolí y a pintxos nos tienta en calles como 31 de agosto o Pescadería. Entrad en sus tabernas y deleitaros con el arte de la cocina vasca. Si os apetece comer sentados, estáis igualmente en el destino adecuado, puesto que la ciudad disfruta de 16 estrellas Michelín en un radio de 25 kilómetros. También sería imperdonable abandonar San Sebastián sin haber recorrido la playa de la Concha, sin haber visitado el Peine de los Vientos (obra de Chillida) o sin haberse acercado a conocer el Hotel María Cristina. Y si queréis tener una imagen para el recuerdo, podéis subir al Monte Igeldo, desde donde podréis captar una bella instantánea de la Bahía de la Concha. Para subir, una opción es usar el funicular más antiguo del País Vasco. Y si os sobra tiempo, podéis curiosear en sus tiendas, ya que encontraréis comercios tradicionales de toda la vida conviviendo con tiendas de marcas internacionales de calidad.

Ofertas más vistas

Ver más
Ofertas Relacionadas
Información relacionada