Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente

o crea tu cuenta con

  • Recibe ofertas exclusivas
  • Acumula dinero con tus reservas
  • ¡Invita a tus amigos y os lleváis 10 euros cada uno!
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Lo mejor de Egipto

Seguramente si adoráis viajar, más de una vez hayáis pensado en Egipto como un destino al que tenéis que ir al menos una vez en vuestra vida. Tras unos años convulsos, el país vuelve a la agenda de los viajeros y nos espera con un un patrimonio impresionante que se mezcla con sus tradiciones árabes. Egipto es un país que no se olvida. En su extensa geografía hay mucho por descubrir, así que para que os hagáis una idea de qué ver en él, os hemos seleccionado lo mejor de Egipto.


Piramides de Giza

Es el lugar más visitado del país y no nos extraña. Es la única de las 7 Maravillas del Mundo Antiguo que sigue en pie, por lo que bien merece una visita. Además, su buena localización, a escasos 20 kilómetros de El Cairo, hacen que aún sea más sencillo llegar hasta ellas. Este conjunto de pirámides, el más famoso del mundo, se compone de las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos Junto a ellas se levanta la Esfinge de Giza, cuyo descomunal tamaño de 20 metros, se ha convertido en todo un símbolo de Egipto. Las Pirámides de Giza suelen tener bastante movimiento de turistas, así que para evitar las multitudes y el calor se recomienda madrugar. Se puede hacer la excursión fácilmente desde El Cairo en taxi, minibús o autobús.


El Cairo

La capital de Egipto es quizá el lugar por donde entréis al país de los faraones. Una ciudad mágica en la que su trepidante movimiento de coches, buses y viandantes os hipnotizará. Sus bazares y mezquitas merecen mucho la pena, así como otros lugares como la Ciudadela de Saladino, desde la cual se observa una bella panorámica de la ciudad. Asimismo, para los amantes de la historia, una visita al Museo de El Cairo quedará grabada en su memoria gracias a la gran cantidad de piezas, esculturas y documentos que cobija entre sus paredes. El museo se localiza en la famosa plaza Tahrir, centro de la capital de Egipto.


El Valle de los Reyes

A 10 kilómetros de Luxor se levanta majestuoso el Valle de los Reyes, un imprescindible que ocupa la lista de todo viajero que se acerca hasta este país árabe. Este enclave ha sido el cementerio de un gran número de faraones y faraonas y como tal es un lugar lleno de rincones por descubrir. Entre los hallazgos más conocidos está la tumba de Tutankamón en 1922. Con la entrada al recinto arqueológico se pueden visitar tres de las 62 tumbas que hay en el Valle. En las principales lista de los viajeros las más visitadas por la calidad de su arte con pinturas y relieves son la de Tutmosis III, Ramsés IV, VI y IX, Setnakt y Siptah. La de Tutankamon se paga aparte con otra entrada. Algunos dicen que esta última no merece la pena, pero a cada viajero le produce una sensación diferente. Nuestro consejo es que ya que estáis ahí, no dejéis de descubrir donde descansó durante siglos el cuerpo del faraón más famoso de la historia. El templo abre a las 6:00 de la mañana. Cerca del Valle de los Reyes tampoco hay que dejar de acercarse hasta el Templo de Hatshepsut así como a los imponentes Colosos Memnon.


Templo de Luxor

Cerca de la ciudad de Luxor se esconde otro tesoro que el turismo que visita Egipto ha descubierto. Se trata del Templo de Luxor, construido en honor al dios Amón por Ramsés II y Amenhotep. Es considerado como uno de los mejor conservados del país y es fácilmente reconocible por su fachada decorada con dos estatuas colosales de Ramsés II y el gran obelisco. Al atravesar la entrada nos encontraremos en un entramado de salas con grandes columnas. Un buen momento para ir es al atardecer cuando el sol va desapareciendo poco a poco y bajando la intensidad del color de la piedra hasta desaparecer.


Templo de Karnak

Junto al templo de Luxor, separados por un camino de unos 2 kilómetros que en el pasado estaba rodeado de grandes estatuas, se localiza el Templo de Karnak, otro indispensable que se suma a nuestra lista. Cuando os acerquéis a la entrada, la fila de efigies a vuestros dos lados os avisarán de que vais a entrar en el templo más grande del país, por lo que en su interior podéis pasar varias horas descubriendo su pasado. Es también un santuario dedicado al dios Amón, en su interior hay varios templos con advocación a otros dioses egipcios como Amón-ra o Jonsu, entre otros. Los espacios de columnas de Gran Sala Hipóstila en la que estas se extienden como bosques de piedra os sorprenderá por sus dimensiones y por sus relieves con jeroglíficos. También captará vuestra atención la zona del lago sagrado, donde los sacerdotes hacían sus rituales. Podéis acercaros hasta la escultura de el escarabajo gigante, sobre el que se dice que, si lo rodeas 7 veces, terminarás con tus problemas de infertilidad.


Abu Simbel

Es el segundo destino más visitado de Egipto después de las pirámides de Giza debido a la belleza de sus templos excavados en la montaña en la orilla oeste del río Nilo. Aquí se encuentra una de las imágenes más reconocibles del país: las cuatro figuras colosales de Ramsés II custodiando la entrada al recinto. Uno de los templos está dedicado al faraón y el otro a su esposa, Nefertari. Una curiosidad es que estos templos se tuvieron que trasladar piedra a piedra en 1968 debido a la construcción de la presa en el Nilo (en el interior hay una sala que explica este episodio). La entrada del pequeño templo, el dedicado a Nefertari, también es una bella postal que merece la pena observar de cerca.


El Templo de Horus

Cerca de la ciudad de Edfú está el Templo de Horus, un enclave que durante siglos estuvo oculto a ojos humanos, puesto que estaba sepultado bajo la arena del desierto. Gracias a esta condición el templo se ha conservado hasta nuestros días en unas condiciones óptimas para poder disfrutar de él. Es una de las paradas principales para aquellos que hacen un crucero por el Nilo, ya que se encuentra en plena ribera. Tiene una grandes dimensiones (137 metros de longitud por 79 de ancho y 36 de altura) y alberga lugares que impresionan como la sala hipóstila, la cámara de las ofrendas o las murallas exteriores con sus jeroglíficos.



Estos son algunos de los tesoros de Egipto. No lo dudes y reserva ya tu viaje a Egipto con Centraldereservas.com; como siempre, al mejor precio.

Ofertas más vistas

Ver más
Ofertas Relacionadas