Los 10 imprescindibles de Huelva

Precios y disponibilidad

Más de 5 habs.
Habitación 1:
Habitación 2:
Habitación 3:
Habitación 4:
Habitación 5:

Categoría

Establecimiento

Régimen alimenticio

Servicios

¿Tienes un código promocional?
Disponibilidad y precio

Huelva es una tierra llena de secretos. Es la provincia del famoso pueblo de Lepe, conocido por los chistes. Pero lejos de esos clichés humorísticos, este rincón andaluz esconde una amplia oferta de atractivos turísticos que van desde hermosas playas con una gran cantidad de kilómetros vírgenes, hasta un Parque Minero, sin olvidar, por supuesto, el pueblo de El Rocío, en pleno Espacio Natural de Doñana.

1. 80 kilómetros de playas vírgenes

Huelva dispone de 122 kilómetros de costa, de los cuales 80 pertenecen a playas vírgenes. Un auténtico paraíso en un país donde la acción humana ha llegado hasta una gran cantidad de litoral, modificándolo. Las playas, de arena fina y blanca, se extienden entre las desembocaduras de los ríos Guadiana y Guadalquivir. Así encontraréis enclaves de donde no os querréis mover como Punta Umbría, Isla Canela, Matalascañas, Islantilla, El Rompido...

2: Viajar a la época de la Revolución Industrial en el Parque Minero de Riotinto

La riqueza del subsuelo la han convertido a lo largo de los siglos en un imán de atracción. Desde tiempos antiguos, con especial importancia durante la Revolución Industrial, Huelva ha servido como fuente de materia prima. Testigos de ello son las tierras de Riotinto, donde aún hoy en día se puede visitar los restos de sus minas en el Parque Minero de Riotinto. Subiros al tren minero, construido por las empresas británicas que se instalaron en la zona, y conoced en vagones de la época la importancia de la Cuenca Minera de Riotinto, observando los colores del paisaje, mientras el ferrocarril avanza paralelo al río. Terminad la visita en el Museo Minero.

3: Doñana, un paraíso natural

Declarado Reserva de la Biosfera, el Espacio Natural de Doñana espera con más de 108.000 hectáreas llenas de playas, marismas, humedales y vegetación. Es un punto de especial interés ornitológico, ya que miles de aves migratorias hacen descanso en sus rutas, dejándose ver especialmente en la desembocadura de los ríos Tinto y Odiel. Tampoco hay que perderse la Laguna Portil, las Marismas del Río Piedras o los Enebrales de Punta Umbría.

4: Parque Natural de las Marismas de Odiel

La provincia alberga, además del Espacio Natural de Doñana, otro rincón de extrema belleza paisajística. Nos referimos al Parque Natural de las Marismas de Odiel, ubicado en la desembocadura del río Odiel y la ría de Huelva. Es un humedal, con un amplio estuario, donde las aves también reposan en su camino de migración. Así, el turista ornitológico disfrutará de un bello espectáculo durante todas las épocas del año.

5: Fervor religioso en El Rocío

Dentro del Espacio Natural de Doñana se ubica el municipio de El Rocío, lugar de peregrinación, que toma vital importancia (y espacio televisivo) el Domingo de Pentecostés. Es entonces cuando las calles de arena se llenan de fieles católicos llegados de distintos puntos que viajan hasta la localidad para venerar a la Virgen del Rocío. Para ello hacen una romería, donde no faltan los trajes típicos andaluces, el vino, los caballos, los carros y el flamenco. En otras épocas del año es más tranquila y merece la pena pasarse por allí.

6: Tierra de Golf

Huelva es un buen destino para los amantes de este deporte. Fue la cuna del “Primer Golf” gracias a la instalación de muchos británicos en la zona en las Minas de Riotinto. Fundaron el primer campo en la Península Ibérica. La tradición sigue y en la actualidad la provincia dispone de nueve campos de golf. Para conocerlos y descubrir sus características, podéis descargaros el catálogo de Turismo Huelva dedicado a este deporte.

7: Magia en la Gruta de las Maravillas

En las entrañas de la localidad de Aracena aguarda uno de esos lugares que desprenden magia. La Gruta de las Maravillas es un complejo subterráneo lleno de lagos, formaciones imposibles y muchas sorpresas más. Ofrece un recorrido de más de un kilómetro a través de galerías que dura aproximadamente unos 45 minutos. Descargad el folleto y consultad precios en la página web del Ayuntamiento de Aracena.

8: Una de vino y otra de gambas y jamón

Famosas son sus gambas blancas. Pero no son las únicas. En Huelva se produce el jamón de Jabugo, un manjar que gusta a todo tipo de paladares no vegetarianos. Igualmente no se puede dejar de probar su repostería, sus mojamas de atún y sus frutas y hortalizas (los fresones de Huelva son todo un manjar). Para que la comida pase, un buen vaso de vino de Denominación de Origen Condado de Huelva.

9: Un río de frontera en Ayamonte

Ayamonte hace frontera con Portugal. Entre ambos se interpone el río Guadiana, que se convierte en el límite físico entre los dos países. Merece la pena también una visita su casco histórico (típico andaluz), lleno de calles peatonales y plazas, así como acercarse hasta su Parador para observar las vistas que ofrece de Isla Cristina y de Portugal.

10: Palos de la Frontera, cuna del Descubrimiento de América

Palos de la Frontera fue el lugar donde se fraguó gran parte del Descubrimiento de América. Fue en esta localidad onubense desde donde zarpó Cristobal Colón el 3 de agosto de 1492. El municipio lo recuerda con la réplica de las tres carabelas de Santa María, la Niña y la Pinta en el Muelle de las Carabelas. Igualmente, Palos es una localidad con encanto donde también hay que visitar el Monasterio de La Rabida o la Casa Museo de Alonso Pizón.

Ofertas Relacionadas