Cualquier excusa es buena para visitar Zaragoza y más si esa “excusa” son las Fiestas del Pilar. La capital aragonesa vive nueve días de fiesta ininterrumpida, siendo el día 12 de octubre su día grande. ¿Quién se anima a venir?

Las Fiestas del Pilar son conocidas por su gran ambiente, que inunda las calles del centro de la ciudad, pero que también se expande en los barrios con escenarios y atracciones situadas en varios puntos de la ciudad. Las fiestas disfrutan de una programación amplia, que comienza con el pregón leído desde el balcón del Ayuntamiento ante una Plaza del Pilar siempre a rebosar. Desde ese momento quedan nueve días por delante en los que los cachirulos y derivados son Trendic Topic junto a las jotas, el buen humor, los vinos y las cervezas.

Hay que destacar que el 90% de los actos son gratuitos y se realizan en la calle, teniendo como escenario plazas como la Plaza San Felipe, la Plaza de los Sitios o la misma Plaza del Pilar, entre otros muchos.

Los más pequeños, además de adentrarse en las fauces del tragachicos (un tobogán con forma humana que cada día estará situado en una zona de la ciudad), podrán disfrutar al máximo de un sinfín de propuestas y actuaciones en el Parque Delicias, jugar a las tómbolas en las Ferias (ubicadas en Valdespartera) o subirse a las atracciones del Parque de Atracciones. Asimismo, podrán correr delante de los cabezudos, que saldrán cada día desde un punto diferente de Zaragoza.

Para los nocturnos la oferta también es amplia, incluyendo Fiestas de la Cerveza (Parque de Atracciones, Valdespartera), el espacio de conciertos y disco móvil de Interpeñas (Valdespartera) o la zona de marcha del Parking Norte River Sound Festival (parking norte de la Expo). A estos hay que sumar otros espacios como uno que estará situado en Las Armas o la famosa Carpa del Ternasco, que este año abandona su emplazamiento habitual, para trasladarse al Parque Macanaz.

Tampoco faltarán la tradición con la Ofrenda de Flores el día 12 de octubre. Ese día, los zaragozanos y muchos visitantes se visten con sus trajes regionales para llevar a la Virgen del Pilar un ramo de flores. Al día siguiente tiene lugar la Ofrenda de Frutos y el Rosario de Cristal, dos eventos singulares unidos también a la tradición cristiana.

No perdáis más tiempo y reservad ya vuestro alojamiento en Zaragoza. No os arrepentiréis y más si echáis un ojo a las ofertas que hemos preparado para vosotros.