En unas vacaciones, tan importante es el destino como el alojamiento seleccionado. Si queréis pasar unos días llenos de sorpresas y aventuras en las Islas Baleares, os recomendamos unos cuantos establecimientos, donde además de piscinas y el mar cerca, cuentan con parques acuáticos. Poneros el bañador y... ¡al agua patos!

Club Hotel Aguamarina, Arenal d´en Castell, Menorca. Es un alojamiento ideal para disfrutar del sol y del agua en la isla de Menorca. Y es que dispone de tres piscinas al aire libre, donde dar rienda suelta a la energía del día. Los más pequeños incluso pueden deslizarse por unos toboganes para llegar al agua. Tranquilos, si tenéis envidia, porque también hay atracciones para adultos. Si la piscina cansa, el mar está a escasos metros.

Complejo Carema Club Playa, Fornells, Menorca. Los huéspedes de este establecimiento además de disfrutar de instalaciones como mini-golf, rocódromo o pista de tenis podrán divertirse en el Splash Park. Una superficie acuática de 2.000 m2, destinada a toda la familia, con juegos y zonas pensadas para niños. El entretenimiento está asegurado en lugares como el barco pirata, el gran cubo, los toboganes kamikaze y muchas sorpresas más. Y todo ello, en la tranquila isla de Menorca.

Aparthotel Paradise Club & Spa, Cala en Bosch, Menorca. El complejo turístico se sitúa en la bella Cala´n Bosch, a 400 metros de la arena de la playa. Junto a extensos jardines y un spa para relajarse, la oferta del hotel incorpora un parque acuático con una tortuga y un pulpo gigante. ¿Quién se atreve a enfrentarse a ellos?

Aparthotel Ferrera Blanca, Cala d´Or, Mallorca. Este alojamiento espera la llegada de sus clientes con instalaciones listas para hacer de la estancia una experiencia inolvidable. Uno de los mayores atractivos es el parque acuático Nuevo Splash! Allí aguardan patos gigantes, toboganes y zona de aguas. Igualmente dispone de cuatro piscinas exteriores.

Hotel Condesa de la Bahía, Puerto de Alcudía, Mallorca. En primera línea de costa frente a la Bahía de Alcudia, el hotel ofrece la posibilidad de disfrutar de una zona lúdica de baño, llena de personajes y toboganes. Cuenta también con miniclub y un montón de actividades para toda la familia.

Aparthotel Playa Mar & Spa, Pollença, Mallorca. Este recinto de cuatro estrellas se levanta en la localidad costera de Pollença. Allí habita un cangrejo gigante, en el que podréis jugar a buscar en su interior. ¿Qué esconderá? Asimismo, los clientes podrán relajarse en el spa, paseando por los jardines de olivos, sentados en el teatro o acudiendo a alguno de los espectáculos programados. Una oferta muy completa, a sólo 50 metros de la playa del Puerto de Pollença.

Aparthotel Rosa del Mar, Palmanova, Mallorca. El apartahotel se ubica en una zona tranquila de Magaluf, a pocos metros de la playa. Se reformó en 2013 para convertirse en una propuesta de ocio, donde no falta su parque acuático. En él, encontraréis varios animales que harán de tobogán, trampolín y todo lo que se pueda crear con la imaginación.

Hoteles Viva: En las Islas Baleares, la cadena Viva dispone de 18 hoteles repartidos por Mallorca y Menorca. Unos establecimientos llenos de actividades para todos los públicos. Uno de los mayores atractivos de las instalaciones son sus piscinas en las que se ubica un barco pirata. Está instalado en todos los hoteles de la cadena, menos el Viva Eden Lago, el Viva Ses Fotges y el Viva Rey Don Jaime.