El buen tiempo del Mediterráneo nos invita a pasar nuestras vacaciones dentro del agua. Aparte del propio mar y las piscinas de los hoteles, os proponemos dos alojamientos en los que podréis disfrutar también de la diversión de atracciones acuáticas.

Aparthotel Acualandia, Peñíscola

Si queréis pasar unas vacaciones en Peñíscola llenas de entretenimiento, este alojamiento os va a interesar. Cabe destacar que este establecimiento cuenta con la “Q de Excelencia Turística” y con el sello de “Turismo Familiar”. Todos los huéspedes del Aparthotel Acualandia tienen acceso gratuito al Parque Acuático Acualandia, ubicado a menos de 200 metros del hotel. Éste permanece abierto de junio a septiembre.

Es un parque pensado especialmente para los más jóvenes de la familia, quienes podrán disfrutar deslizándose por sus toboganes y o simplemente del agua de una manera diferente. Los adultos cuentan también con un espacio para ellos con una piscina en forma de lago, equipada con una cascada central, que esconde un tobogán. En los toboganes más grandes, descubriréis sorpresas, con tres recorridos diferentes, con túneles, curvas...

Después del baño, podréis regresar al hotel caminando cómodamente. Tras la ducha, disfrutad de las instalaciones, ya que dispone de servicios como restaurante buffet con buffet infantil, mesa de ping-pong, animación infantil en temporada alta y wifi. ¡Ah! Y todo ello en primera línea de playa, y a 2 kilómetros del casco urbano, en una zona tranquila de Peñíscola.

Hotel y Apartamentos H10 Mediterranean Village, Salou

Este hotel de cuatro estrellas está preparado para aquellos viajeros intrépidos que quieran pasar unas vacaciones inolvidables en la Costa Dorada. Se ubica en la zona de la Pineda de Salou, a pocos metros de la playa, y ofrece a sus huéspedes una estancia llena de comodidades, en la que no falta una amplia oferta gastronómica y la posibilidad de alojarse en un apartamento o una habitación totalmente equipada.

Los que más van a disfrutar de la experiencia son los pequeños de la casa gracias a lo que les espera en las piscinas. Allí les aguarda la nueva atracción acuática Daisy Adventure, un barco pirata para que trepen, jueguen y se deslicen por sus toboganes. Convivirán con otros seres que habitan la piscina como un elefante o un delfín. Los más pequeños también tendrá su lugar, ya que podrán jugar en una graciosa seta con cascada, ubicada en la piscina infantil. Además, podrán entretenerse con el Daisy Club, con un completo programa de animación y áreas pensada para niños y adolescentes. Y si las emociones no son suficientes, siempre se puede ir a pasar el día a Port Aventura, ya que está a poca distancia del hotel.