¿Pensando en ir a esquiar esta temporada? ¿Os habéis planteado conocer la amplia oferta de actividades de invierno en Andorra? Enclavado en pleno Pirineo, este pequeño país está esperando los meses más fríos del año para ofrecer a sus visitantes una experiencia completa en sus pistas de esquí.

En su territorio cuenta con dos estaciones de esquí alpino donde no falta de nada para que los usuarios (se atrevan a esquiar o no) disfruten de una jornada plena en la nieve. Así en Andorra se puede visitar la estación de Grandvalira y la de Vallnord, dos espacios dedicados a los deportes de invierno.

Grandvalira

Grandvalira se define con el dominio esquiable más grande al sur de Europa. Por ello no es de extrañar que en el mismo uno se pueda divertir en sus más de 200 kilómetros listos para deslizarse con los esquís, a los que se puede acceder desde 6 puntos diferentes. En total cuenta con 128 pistas de distinto nivel, que se unen a sus áreas de freestyle, que atraen cada año a más amantes de la nieve y a sus tres snowparks. Cuenta con un total de seis sectores enlazados entre sí que componen la estación. Estos son Encamp, Canillo, El Tarter, Soldeu, Grau Roig y Pas de la Casa. Al disponer de 128 pistas brinda la posibilidad de esquiar varios días sin la necesidad de repetir pista. Asimismo dispone de circuitos infantiles para que los menores empiecen a engancharse al esquí desde sus primeros años de vida.

Vallnord

Vallnord también os aguarda preparada para la nueva temporada con sus más de 100 kilómetros esquiables. Esta estación, ubicada en los valles del norte, cuenta con dos sectores: el de Pal Arinsal y el de Ordino Arcalís. En el primer sector podréis acceder a sus 63 kilómetros de pistas, repartidos entre 7 pistas verdes, 15 pistas azules, 16 pistas rojas, 4 pistas negras y 5 de slalom FIS. En el sector de Pal Arinsal encontraréis 30 kilómetros, distribuidos en 9 pistas verdes, 6 pistas azules, 10 pistas rojas, 2 pistas negras y 6 pistas FIS. Pero además, en la estación hay otras muchas propuestas para sacarle el máximo partido a la nieve como mushing, pistas de raquetas o motos de nieve, entre otras muchas.

Si sois aficionados al esquí de fondo no os alarméis porque también hay opción de practicarlo en Andorra. En Naturladia podréis sacar los esquís para recorrer los 15 kilómetros de pistas marcadas mientras disfrutáis el paisaje de un Pirineo cubierto del blanco del invierno.

No esperéis más y reservad alojamiento en Andorra. Si lo hacéis con tiempo, seguro que encontráis más fácilmente lo que buscáis. Para ello no dejéis de consultar nuestras ofertas de hoteles y apartamentos en el Principado. Y para cualquier pregunta, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.