¿Habéis decidido viajar a Sevilla en familia? Además de todo el patrimonio histórico que atesora la capital andaluza, Sevilla esconde un lugar muy especial para los más pequeños de la casa. Nos referimos a Isla Mágica, un parque temático ambientado en el Descubrimiento de América, que ofrece diversión para todas las edades desde 1997.


Isla Mágica ocupa alguna de las instalaciones de la Expo de Sevilla de 1992. Pero tranquilos, no os encontraréis a Curro, sino todo un mundo mágico diseñado para el entretenimiento. Así el parque de atracciones está compuesto por seis áreas temáticas y un parque acuático, el cual abre sus puertas los meses más calurosos del año.


¿Qué nos espera en Isla Mágica?

Dispone de seis zonas bien diferenciadas, en la que los visitantes viajarán a lo largo y ancho de la geografía universal para descubrir gracias a espectáculos y atracciones un poco de historia.


Sevilla, Puerto de Indias:En este primer sector viajaréis hasta la Sevilla del siglo XVI, la puerta al Nuevo Mundo, desde donde partían las expediciones que iban a colonizar otras latitudes. En esta parte tenéis la oportunidad de acudir a espectáculos en el Corral de la Comedia o podréis conocer de cerca a las Carabelas que descansan en el Puerto de Palos. Hay varias atracciones como el Carrusel mágico, la Travesía o los Bucaneros, entre otras.


Puerta de América: Con este nombre os imagináis ya donde llegaréis. ¡Correcto! Habréis alcanzado el Nuevo Mundo. Visitad el Fuerte de San Felipe, un edificio que recrea la fortaleza de Cartagena de Indias. Para divertiros acercaros hasta las atracciones, donde os aguarda la Anaconda, el Tren del Potosí, el Galeón o el Sapo saltón, entre otras. Igualmente hay espectáculos y muchas sorpresas que esperan ser descubiertas por los nuevos expedicionarios.



Amazonia: Las plantas cubren un paisaje cada vez más salvaje en el que iréis topándoos con totems, riachuelos, cabañas... Esta zona es muy tranquila, no hay restaurantes, pero sí atracciones y puntos de interés. Acercaros hasta el mirador de Iguazú, donde si no andáis con cuidado terminaréis mojados (es un buen lugar donde pasar el rato los días de más calor de Sevilla). En cuanto a las atracciones, los más valientes se subirán al Jaguar, una montaña rusa que alcanza los 85 kilómetros por hora. Para los más pequeños, un paseo en la atracción de las Llamas será una opción divertida, segura y tranquila.



La Guarida de los Piratas: ¡Qué miedo! ¡Los piratas nos esperan! Habremos entrado en su cueva y, claro, nos hemos aventurado demasiado... Cuidado con los corsarios que se esconden en esta zona temática. Abrid bien los ojos para no caer en sus garras. Eso sí, disfrutad, ya que estáis allí, de todo lo que tienen y descansad en su playa de arena blanca. Entrad en el Capitán Balas y en la Taberna y si os apetece conocer mejor este mundo de truhanes de alta mar, no dejéis de ver alguno de sus espectáculos, donde seréis testigos de un motín entre otras muchas acciones.



La Fuente de la Juventud: Cuentan las leyendas que existe un lugar donde emana un agua que te hace inmortal. Quizá sea esta parte de Isla Mágica, ya que se supone que aquel que atraviese sus fronteras permanecerá siempre joven y lozano. Sea cierto o no, por si acaso no hay que desperdiciar esta ocasión que nos brinda el destino. Mientras los adultos tomáis algo, los niños se lo pasarán pipa ya que esta zona está pensada para ellos, para los peques de las casa. Allí encontrarán atracciones como el Caimán bailón, la Crisálida o la Rana saltarina. Seguro que os piden volver a esta zona y no nos extraña.



El Dorado: Un lugar de quimera, donde los mayores tesoros tienen color dorado. La ciudad perdida que encandiló a los exploradores españoles, quienes soñaban con alcanzar la gloria al poner el pie en ella. Pues bien, vosotros lo tenéis más fácil, porque sólo tendréis que seguir el mapa para llegar hasta allí. Os esperan mil aventuras gracias a atracciones como el Vuelo del halcón, los Lagos del Orinoco o la realidad virtual en 4D. Ésta es un área, donde pasaréis bastante rato y es que tiene algo de mágico que atrapa. Hay tiendas y restaurantes, por si queréis sentaros a tomar un tentempié.


Agua Mágica: Refrescarse en Sevilla es algo necesario, sobre todo en los meses de verano. Por eso, desde Isla Mágica pensaron que era una buena idea dotar al espacio de un parque acuático. Así gracias a esta nueva iniciativa, por 7 euros, se puede disfrutar de Agua Mágica, un área refrescante preparada para la diversión. Está inmersa en un mundo maya y dispone de playa, río lento, zonas de descanso y muchos toboganes por los que sentir la adrenalina de un descenso.



El parque temático comienza su actividad a las 11:00 con la apertura de Sevilla, Puerto de Indias. Progresivamente va abriendo todas las demás zonas para que a las 12:00, todo el lugar esté en pleno funcionamiento. Eso sí, cada espectáculos o atracción puede llevar su propio horario, lo encontraréis en la ventanilla de atención al visitante.

Para llegar hasta Isla Mágica hay varias opciones. Podéis ir andando desde el centro de Sevilla en dirección a la Isla de la Cartuja (la entrada está por el Puente de la Barqueta) o utilizar un vehículo privado. Otra alternativa muy cómoda es usar el transporte público. De esta manera, podéis llegar a Isla Mágica en las líneas de autobús C1 o C2, ya que paran justo en la puerta del parque.


¿Preparados para la aventura? ¡Isla Mágica os espera!