Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente
Fotografía de Diandra

o crea tu cuenta con

  • Recibe ofertas exclusivas
  • Acumula euros con tus reservas
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Qué ver en Tailandia

El Sureste Asiático es un destino que se ha popularizado en los últimos años. Por eso cada vez, tenemos más información de todo lo que se puede hacer en él. Un buen lugar por donde empezar a conocer esta parte del continente es Tailandia, un país completo y diferente, adaptado para todo tipo de viajeros.


Tailandia es un país grande, así que es mejor que elijáis los sitios a dónde ir con tiempo. También es probable que necesitéis coger vuelos internos para moveros de un sitio a otro. Aquí os dejamos algunos de los enclaves a los que os recomendamos que hagáis una visita si viajáis hasta Tailandia.


Bangkok

Es probable que el vuelo os deje en la capital del país, Bangkok. Caótica, llena de tráfico y multitudes... Puede parecer complicada en un primer momento, pero no tenéis que dejar de visitar sus principales monumentos y tampoco debéis de obviar su encanto, escondido en los rincones más inesperados. La antigua Siam esconde Grandes Palacios y templos budistas que os harán conocer un poco mejor el carácter de los tailandeses. Así, apuntad los siguientes lugares: Palacio Real, templo budista de Wat Pho (que además de estar cerca del Palacio Real os sorprenderá con su estatua de un monje reclinado de 46 metros), templo Wat Arum o Wat Phra Kaeo. Pasead también por el barrio de Chinatown, donde encontraréis puestos de todo tipo desde de ropa hasta de comida callejera de lo más peculiar. Aunque si queréis comprar de noche, nada como dejarse caer por el Mercado nocturno de Patpong. ¡Ah! Y acordaros de regatear, ya que es una costumbre que os permitirá divertiros y conseguir el mejor precio. Tampoco dejéis de recorrer sus canales en barca. Buscad barcas seguras y con garantías para que os lleven por los lugares más espectaculares. Para contratar los tours por los canales debéis ir al muelle de Sapham Taksin.



Chiang Mai

Al norte del país podéis desplazaros hasta Chiang Mai, la segunda ciudad más grande de la zona. Se puede llegar en tren desde Bangkok, pero tened en cuenta que son aproximadamente unos 700 kilómetros. Es una buena base de campamento para conocer la selva que la rodea. Hay tours y empresas que os llevarán a hacer senderismo por la jungla. Una de las atracciones principales son los santuarios de elefantes, donde podréis bañarlos o montar en ellos. Si lo hacéis, por favor, comprobad que no están explotados y que están bien cuidados. En Chiang Mai encontraréis también templos budistas muy interesantes como Wat Phra Singh. Si queréis desplazaros un poco también podéis conocer el templo de Wat Phra That Doi Suthep, situado en el Doi Sutho la aldea de Ban Kun Chang Kian, un sitio curioso.



Ayuthaya

Sin duda uno de los lugares más conocidos el país. Ayutthaya se localiza en el valle del río Chao Phraya, a tan sólo 80 kilómetros de Bangkok, por lo que podéis ir autobús, tren o vehículo propio. Fue la antigua capital del país y en sus ruinas se puede leer la importancia del lugar. Es recomendable que paséis un día entero para poder recorrer todos los rincones que esconde. Preparad una lista de la visita porque aguardan templos como el Wat Yai Chai Mongkhon, con su buda reclinado o el Wat Maha That, el más visitado del lugar (allí descubriréis una curiosa cabeza de buda, que se localiza entre las ramas de un árbol). Tampoco tenéis que olvidar pasar por el Wat Phra Sri Sanphet, con sus tres estupas como signo más llamativo y por Wat Chaiwatthanaram, un poco más alejado, pero cuyos restos son de los más bonitos de enclave. Para moveros de templo a templo podéis alquilar bicicletas o subiros a alguno de los tuk-tuks de la zona.



Islas de Tailandia

De momento sólo os habíamos hablado de la Tailandia continental, pero esta nación cuenta también con una parte insultar rica y llena de parajes donde perderse. Son un punto de peregrinaje y no nos extraña porque sus aguas y alrededores hacen pensar al viajero que ha llegado al paraíso. La lista de islas que se pueden visitar es muy larga, así que no podréis ir a todas, evidentemente.


La más conocida y grande es Phuket, donde necesitaréis varios días para disfrutar de su paisaje y de todo lo que tiene que ofrecernos. Es un buen lugar para hacer buceo, ya que su fondo marino tampoco decepciona. Si no sois de los que os gusta mojaros podéis alquilar una embarcación y rodear la isla para descubrir pequeñas calas desiertas. La fiesta tampoco falta en Patong Beach. Las vistas son especialmente llamativas en lugares como la Bahía Phang, a donde tendréis que ir con vuestra cámara para fotografiar los atardeceres. Elegir una sola playa para tumbarse y relajarse es difícil, ya que cada una tiene un encanto, pero destacan algunas como Banana Beach, Kamala Beach o Karon Beach. Otras islas de Tailandia tienen menos concurrencia, pero su paisaje y sus instalaciones hoteleras tienen poco que envidiar a Phuket. Algunas de ellas son Koh Tao (uno de los lugares más bonitos del mundo para hacer submarinismo), Koh Samet, Koh Chang o Koh Phi Phi.


Parque Nacional de Khao Sok

De vuelta al continente, en el sur de Tailandia, se extiende el Parque Nacional de Khao Sok, un área llena de ríos, cuevas y selvas de una belleza capaz de sorprender a los ojos de cualquier viajero que se desplace hasta allí. Se podría dividir en dos zonas. Por un lado el área de la selva y por otro la del lago Cheow Lan. En la primera merece la pena pasear para conocer la flora y la fauna del lugar, donde no faltan los graciosos monos, los elefantes o las aves. Es un lugar donde hacer trekking y deportes de aventura como rafting. En la segunda, existe la posibilidad de pasar la noche en una de las cabañas flotantes y alquilar una de las barcas para navegar durante horas observando el paisaje lleno de acantilados de roca y de vegetación. El Parque Nacional de Khao Sok es indicado para aquellos acostumbrados a la naturaleza, así que tenedlo en cuenta si decidís viajar hasta sus dominios.



Ofertas más vistas

Ver más