En las Islas Canarias hay muchos destinos que nos están esperando para pasar unos días de tranquilidad y diversión en un clima ideal sea cual sea la temporada del año. Uno de esos lugares es la Playa del Inglés, en Gran Canaria. Pero, ¿por qué elegirla? Aquí os damos tres razones.

1. Bienvenidos todo tipo de bañistas

Playa del Inglés es, junto a Maspalomas, la principal playa turística de la isla y eso no puede ser casualidad. Se debe a sus propias características naturales que la convierten en una playa segura, pero también a las actividades y a los servicios que ofrece. Tiene casi tres kilómetros de arena fina y aguas tranquilas, en los que se divierten una gran variedad de turistas. Hay zonas delimitadas para nudistas, áreas para practicar deportes naúticos, una zona donde reinan los surferos, zonas más familiares, terrazas... Además si os gusta andar podréis recorrer el Paseo Marítimo desde la zona de El Corrarillo hasta el Mirador de la Reserva de las Dunas. La panorámica es impresionante. Asimismo, Playa del Inglés es elegida por muchos turistas gays para pasar sus vacaciones por su ambiente y por el gran número de establecimientos Gay Friendly.

2. Playa para familias

Sus buenas condiciones hacen que Playa del Inglés sea un destino muy elegido por familias, quienes se relajan en su arena, hacen castillos en su orilla y se divierten en su agua. La playa presume de bandera azul desde 1988 y, por esa razón, hay una amplia oferta de hoteles y apartamentos para familias, que ofrecen servicios adaptados y actividades para que no falte el entretenimiento. En Gran Canaria hay propuestas que harán que los más peques de la casa quieran regresar año tras año. Una de ellas es ir a avistar delfines, otra deslizarse por los toboganes de un parque acuático, viajar en un submarino o montar a camello, entre otras muchas.

3. Un clima ideal durante todo el año

Pero sin duda el principal protagonista que atrae hasta el punto geográfico de Playa del Inglés es su clima, que se podría definir como subtropical. Las temperaturas tienden a ser suaves y las precipitaciones escasas. Es decir, mientras que en la Península llevamos el abrigo, allí puede llegar a sobrar hasta la chaquetilla. Los termómetros suelen variar de los 18 grados en los meses más fríos de invierno a los 25 grados en verano. Un lujo.

¿Convencidos? Si es así, dejaos caer por esta oferta de hoteles y apartamentos en Playa del Inglés. Encontraréis precios exclusivos y un amplio abanico de alojamientos. Elegid el que más se asemeje a lo que busquéis y... ¡a disfrutar de las islas!

Reserva hoteles en Gran Canaria