Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente

o crea tu cuenta con

  • Recibe ofertas exclusivas
  • Acumula dinero con tus reservas
  • ¡Invita a tus amigos y os lleváis 10 euros cada uno!
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Viaje a Asturias: Oviedo y Gijón

Separadas por poco más de 30 kilómetros, Oviedo y Gijón son las dos principales ciudades del Principado de Asturias. Dos protagonistas con distinto vestido, ya que su fisonomía es bien diferente. Dos ciudades que se complementan y que ofrecen al viajero un paisaje lleno de sorpresas. Para conocer mejor qué ver en cada una de ellas, os hemos preparado esta entrada con lo más destacado de Oviedo y Gijón. Una guía rápida de viajes para que apuntéis en vuestra agenda qué hacer en Asturias.


Gijón

Siempre ha sido la ciudad industrial, la de los embarcaderos y pescadores. No obstante, Gijón ha sufrido una importante reconversión en las últimas décadas para adaptarse a los tiempos y ofrece una imagen amable y bonita gracias a su casco, a sus alrededores y a sus playas. Es la capital de la llamada Costa Verde y pronto, al acercarse hasta sus playas, se descubre el porqué. La playa más conocida es la de San Lorenzo, que hay que conocer desde su paseo marítimo. Allí se localiza uno de los puntos más conocidos de Gijón: la Escalerona. Se trata de unas escaleras monumentales que se construyeron en 1933 para acceder a la playa, a día de hoy urbana y llena de servicios. También en Gijón se pueden disfrutar de las aguas del Cantábrico en las playas de Poniente y la del Arbeyal, ambas con Bandera Azul. Un poco más lejos del centro, para encontrar lugares más tranquilos, uno se puede acercar hasta las playas de Serín, Estaño o Peñarrubia.

No obstante, Gijón es algo más que mar y ofrece un gran número de equipaciones pensadas para el entretenimiento. Así hay opciones de visitar el acuario, la Casa de Jovellanos, el Jardín Botánico o el centro expositivo de la Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. Asimismo, se organizan a lo largo del año citas relacionadas con el cine y las letras con el Festival Internacional de Cine de Gijón y la Semana Negra, dos eventos con renombre nacional que atraen a actores, escritores y personas relacionadas con la cultura. Para conocer más patrimonio importante hay que apuntarse el nombre de la Villa Romana de Veranes, la increíble construcción de corte herreriano de la Universidad Laboral y sus alrededores y la iglesia de San Pedro. Cimadevilla, el antiguo barrio de pescadores, aguarda con sus vestigios romanos entre los que se encuentran parte de la muralla o unas termas. Junto a este barrio se eleva el Cerro de Santa Catalina, desde dónde además de observar unas hermosas vistas de Gijón, se ubica el que se ha convertido con el paso de los años en el símbolo de la ciudad: la escultura Elogio del Horizonte, obra del escultor Eduardo Chillida.


Oviedo

En el interior de Asturias, se localiza la señorial ciudad de Oviedo, capital del Principado de Asturias. Con el característico color de su piedra recibe a los visitantes con la elegancia de su casco con lugares tan llamativos como la Plaza del Fontán. Este es el punto neurálgico de la ciudad que ha atraído a lo largo de la historia a nobles, mercaderes y campesinos y que sigue congregando cada día a vecinos y viajeros, creándose así un ambiente muy animado gracias a los bares donde tomar una sidra o tomar un vermú.

A la parte histórica de la ciudad se la conoce con el nombre de “El Antiguo”. Su trazado está lleno de calles sinuosas y estrechas que llevan al visitante a conocer diferentes edificios y monumentos de gran belleza como la Catedral, con su torre gótica que se levanta en la plaza Alfonso II el casto, o como Santa María La Real de la Corte, el convento de Las Pelayas y la torre de San Tirso el Real. De estos cuatro monumentos destacan sobre todo en su exterior sus torres de diferentes estilos. Dentro de la catedral, que merece la pena visitar, no hay que dejar de ver la Cámara Santa, un templo prerrománico del siglo IX. Pero si se quiere ver prerrománico, un indispensable es acercarse hasta el templo de Santa María del Naranco, a las afueras de Oviedo. Esta iglesia, que muchos habréis estudiado en vuestros años escolares, es el máximo exponente del prerrománico asturiano gracias a su fecha de edificación, siglo IX, a su construcción en dos alturas con el superior abierto y al paisaje que la rodea. Muy cerca, esta la iglesia de San Miguel de Lillo. Aunque del templo primigenio sólo se conserve el pórtico y uno de los tramos de la nave original, merece la pena la excursión.

Volviendo a la ciudad aún hay mucho por ver y por hacer. Hay que pasear para descubrir el Teatro Campoamor, para reconocer a quién representan las esculturas repartidas por la ciudad, para tomarse una sidra o un vino en la calles Gascona, Campoamor o Manuel Pedregal, para observar las tiendas en la calle Uría o para respirar en el Campo de San Francisco. Por cierto, si se viaja en octubre la ciudad estará engalanada debido a que se celebran en ella los Premios Princesa de Asturias, que se entregan en el Teatro Campoamor y que tienen en el Hotel Reconquista una de sus bases principales de operaciones.


Gijón y Oviedo, dos ciudades complementarias que se pueden visitar en un mismo viaje. Reservad ya las fechas y disfrutad de todas las aristas de la poliédrica Asturias.

Ofertas más vistas

Ver más
Ofertas Relacionadas
Información relacionada